El hipo en el recién nacido

El hipo  afecta al 80% de los bebés recién nacidos, generalmente no representa ninguna enfermedad ni algo de qué preocuparse que irá desapareciendo conforme el diafragma madure hacia los 6 meses de edad y el hipo dejará de ser frecuente. El hipo no incomoda, inclusive los bebés desde que están en el vientre materno, hacia los 7 meses de gestación presentan el denominado hipo fetal, que no es preocupante sino más bien es un signo de vitalidad.
Una mala técnica de alimentación genera que el bebé trague aire, ocupando un lugar adicional en el estómago, lo cual hace que se dilate y choque con el diafragma o el nervio frénico, estimulando el diafragma que reacciona produciendo espasmos más conocidos como el hipo, conforme el aire sea expulsado o caso contrario, el aire avance hacia el intestino, el estómago dejará de chocar con el diafragma, dejando de estimular el diafragma, cesando el hipo.
Cuando el bebé se alimenta y no se prende bien del pecho materno, traga aire; o si está siendo alimentado con biberón puede tragar aire cuando el biberón no cuenta con una inclinación que asegure que la tetina esté siempre con leche, o tener los orificios de la tetina muy grandes o chicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario